¡Sí! Izamos las velas, navegamos rumbo a Belén

¡Sí! Izamos las velas, navegamos rumbo a Belén

Está a punto de llegar el invierno, pero aun así, nos hemos lanzado a navegar. Ha sido una travesía preciosa, emocionante e inspiradora, el origen de todas las aventuras.

¡La travesía del Sí!

Hemos compartido junto a María, un tiempo de esperanza, de entrega, de generosidad, de preparar nuestro corazón para recibirlo a Él, en la noche más especial del año, en la noche en la que nace Dios, en la que nace el amor. ¡FELIZ NAVIDAD!