Plan de Animación Pastoral

Curso 2022-2023

Todos somos enviados

mapa cita animacion pastoral
En aquel tiempo se apareció Jesús y les dijo: Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. (...)
``Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios.`` Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban.

(San Marcos 16, 15, 19-20)

fruto

Plan de Animación Pastoral

curso 2022-23

Partimos de la convicción que la espiritualidad no es un conjunto de cosas que tenemos que hacer, sino el modo cómo vivimos lo que tenemos que hacer, en cada circunstancia, con un Espíritu: el de Jesús. Una determinada espiritualidad conlleva una determinada forma de actuar, es algo que afecta a toda la vida, por eso es importante educar en ella y desde ella. Así, entendemos la espiritualidad cristiana como una manera saborear a Dios, de relacionarse con Dios, una manera de percibir a Dios, un estilo de hablar de Dios, un camino para ir a Dios. En el centro de la persona se halla el espacio más íntimo de encuentro con uno mismo y de encuentro con Dios.

Por eso también, la pastoral EFI busca el encuentro íntimo a través de la escucha, el silencio y la meditación.

Os invitamos a descubrir el Plan de Animación Pastoral del curso 2022-23 cuyo lema es:

Logo SABOREA LA VIDA. Negro.fw

Una revolución espiritual

En los años 90 comenzó una revolución con el concepto de la
inteligencia emocional como la forma de percibir la capacidad de
las personas para los estudios y el trabajo. Según Daniel Goleman,
la inteligencia emocional es la capacidad de entender, de tomar
conciencia y de manejar nuestras emociones, no sólo las nuestras
sino también las de las demás personas.

Hoy un nuevo concepto de inteligencia está emergiendo con fuerza,
generando cambios aún más relevantes: la inteligencia espiritual.
Además de saber manejar nuestras emociones, debemos manejar
nuestro espíritu en nuestra actividad diaria. Debemos entender y
manejar las emociones de terceros, pero entendiendo que todos
somos una pequeña parte de un todo. La inteligencia espiritual es
similar a la inteligencia emocional pero llevada a un plano más
profundo. Debemos ser conscientes de nuestras emociones, así
como de nuestro espíritu.

Desde mi intimidad puedo cambiar el mundo

Nuestra pastoral quiere descubrir y potenciar la competencia espiritual de cada una de las personas que forman parte en la comunidad educativa efi. La competencia espiritual consiste en la toma de conciencia del propio mundo interior y de la necesidad de cultivarlo. Configura toda la persona y todas sus actuaciones. Una persona espiritualmente competente es aquella capaz de situarse ante la vida desde un fundamento y con un horizonte para alcanzar un compromiso vital desde una experiencia creyente.

La competencia espiritual comprende todo lo relacionado con la capacidad de hacerse preguntas profundas, sorprenderse con la realidad de la creación y el sentido de la vida, descubrir las motivaciones más hondas de nuestra conducta, la belleza, la paz, el bien, la sensibilidad y lo trascendente, desde una experiencia interior.

Partimos de la convicción que la espiritualidad no es un conjunto de cosas que tenemos que hacer, sino el modo cómo vivimos lo que tenemos que hacer, en cada circunstancia, con un Espíritu: el de Jesús. Una determinada espiritualidad conlleva una determinada forma de actuar, es algo que afecta a toda la vida, por eso es importante educar en ella y desde ella.

Así, entendemos la espiritualidad cristiana como una manera de relacionarse con Dios, una manera de percibir a Dios, un estilo de hablar de Dios, un camino para ir a Dios. En el centro de la persona se halla el espacio más íntimo de encuentro con uno mismo y de encuentro con Dios.
Por eso también, la pastoral EFI busca el encuentro íntimo a través de la escucha, el silencio y la meditación.

El lema de la Animación Pastoral EFI del curso 2022-23 es:

“Saborea la Vida”

Jesús es Vida, eucaristía y oración

Jesús es Vida y ésta la entrega por todos, su muerte es la mayor prueba de amor que puede dar al Padre y a sus hermanos (Jn15,13). Jesús dice a Marta: Yo soy la resurrección… El que cree en mí, aunque muera, vivirá y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás (Jn 11,25); él vino para que tengamos vida y vida en abundancia (Jn 10,10).

Eucaristía. Comer la Vida

Hay muchos medios que tenemos a nuestro alcance para participar de la vida de Jesús. Él nos invita a acercarnos a él, a comerlo, pues el que va a él, nunca tendrá hambre (Jn 6,35), y no volverá a tener sed (Jn 4,14). Jesús es la fuente de agua viva, sólo él tiene palabras de vida eterna (Jn 7, 68). Jesús es el pan de vida. Lo repite Juan varias veces en el capítulo sexto de su evangelio: Si uno come de este pan vivirá para siempre (Jn 6,51). El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él (Jn 6,56). Somos lo que comemos; nos convertimos en lo que comemos. Quien come a Cristo permanece en él, en su amistad, en su amor.

Oración. Manantial de Vida

Jesús está dentro de nosotros como un manantial de vida, como una fuente de agua viva que sacia todas las ansias de amor, de verdad, de libertad, de vida. El mismo Jesús nos invita: El que tenga sed, que venga a mí; el que cree en mí, que beba. Como dice la Escritura: de sus entrañas manarán torrentes de agua viva. Y comenta inmediatamente el evangelista: Decía esto refiriéndose al Espíritu que habían de recibir los que creyeran en él (Jn 7,38-39). Nosotros
tenemos el Espíritu de Jesús.

FRANCISCO Y LA ORACIÓN. La oración era para él un intercambio familiar, «hasta el punto de que muchas veces le parecía tener presente ante sus ojos al mismo Salvador» (LM 9,2); así hablaba él a su Señor, «respondiendo al Juez, suplicando al Padre, deleitándose con el Esposo, conversando con el Amigo» (2 Cel 95; LM 10,4). Orar, para Francisco, era contemplar los misterios de la vida humana de Jesús.

La animación pastoral del presente curso por medio del carisma de Madre Francisca nos llevara a preguntarnos ¿Cómo poder llegar a saborear la belleza del Amor de Dios? ¿Cómo y con qué ingredientes podemos cocinar una receta para la vida que favorezca la oración y el encuentro con el Señor?

Una receta para la vida con un toque Maestro

La animación pastoral EFI emprende una nueva aventura: saborear la vida desde dentro, con el toque del Maestro Jesús, con el Espíritu del Evangelio. Queremos investigar y experimentar qué es lo que da sabor a nuestras vidas, qué es lo más importante que tenemos, qué ingredientes necesitamos para cocinar una auténtica receta de felicidad. Preparémonos, pongamos a punto nuestras cocinas porque para poder elaborar la receta de Vida nos va a hacer falta:

Receta para la vida con un toque Maestro

SEPTIEMBRE

Un recipiente de acogida

La animación pastoral EFI impulsa a ser acogedores, a crear un lenguaje, una actitud y un clima positivo para crecer. Ser acogedores hace que potenciemos los talentos, que creemos espacios de confianza y superación y que apartemos todo tipo de prejuicios y desconfianzas.
Pon en tu despensa interior una pizca de acogida y confía en los demás.

Para M. Francisca la acogida es esa puerta que permite que entre la bondad, y la bondad es el camino para una nueva sociedad.

La acogida deja de lado las diferencias y nos ayuda a reconocer el bien que hay en cada persona, nos sitúa en el mundo desde una opción no violenta y abre caminos para la paz. La acogida requiere buenas palabras y gestos de esperanza, escucha y compañía, encuentro y convivencia.

OCTUBRE. SAN FRANCISCO

Una báscula de justicia

La animación pastoral EFI invita a aprender a actuar con justicia, con reconocimiento y respeto a las diferencias personales y colectivas, nos abre a una mentalidad crítica y humilde.

Es san Francisco quien nos enseña a utilizar la báscula de la justicia, es nuestro maestro de la justicia, él establece unas nuevas relaciones cimentadas en la dignidad, los derechos y el bienestar de toda persona. San Francisco nos hace estar abiertos a la verdad, a la vida, a
experiencias que buscan la realización de una persona autónoma, responsable y humanizada. Madre Francisca hizo de la justicia una forma de vida, un eje sobre el que tomar decisiones buscando siempre en bien común, en favor de las mujeres y de las personas más
necesitadas.

Queremos que la animación pastoral nos contagie de esa pizca de locura de Francisco y M. Francisca, esa obsesión por la justicia, por saborear la vida de una forma positiva para poder afrontar con entusiasmo los retos, a pesar de las injusticias del mundo en el que vivimos.

NOVIEMBRE. VOCACIONES

Un tiempo de libertad

Nuestra animación pastoral contribuye a que profesores y alumnos se sientan libres, impulsados a ser ellos mismos, conociendo e interiorizando los valores que nos identifican y que nos mueven. Si nos sentimos libres no hay límites, y por tanto mantenemos vivos los sueños.
Nuestra pastoral educa en la libertad que valora las diferencias personales, las acoge e integra en sí misma, queremos que los alumnos sean autónomos, responsables y constructores de bien. No queremos muros que limiten los sueños, ni queremos que los alumnos se muevan por los atajos del premio o del castigo.

Madre Francisca era generadora de libertad, ella eligió libremente decir sí a la vocación que Dios le tenía preparada “Estamos llamadas a comprometernos en el trabajo por la paz y el bien, caminando junto a los demás, de tal modo que logremos que cada cual sea artífice de su propia liberación interior y social.” Madre Francisca saboreaba la felicidad porque se fio del toque de Dios. Al igual que M. Francisca, busquemos un tiempo de libertad, un tiempo para ser libres, un tiempo para ponernos delante de ese Dios que quiere darle el mejor sabor a nuestras vidas, dejémonos que Dios nos dé el toque especial que nos haga despertar nuestra pasión y nuestro talento para vivir con plena felicidad nuestra vida. Que la libertad de Dios nos lleve a ser personas autónomas, responsables de nuestros actos y decisiones y todo, desde el Amor.

DICIEMBRE. ADVIENTO - LA PURÍSIMA - NAVIDAD

Un saquito de alegría

La animación pastoral EFI provoca en nuestro alumnado la alegría del propio crecimiento, paciente y continuado, que nunca acaba. No queremos sobrevivir, queremos ser personas alegres para vivir apasionadamente, tomando riesgos para conseguir ser felices.

Vamos camino de Belén, queremos ver al niño Dios, esperamos contagiarnos de su alegría. Queremos aprender a vivir conscientemente, queremos personas alegres, que se muevan con pasión, con alegría, con capacidad de resiliencia. La alegría del Niño Dios es como un torrente que no cesa de manar, y conduce, a la dicha y al gozo de la felicidad. La alegría de la Navidad colabora a dar sabor a la vida misma.

ENERO. PAZ

Unas semillas de paz

La animación pastoral EFI educa en el trabajo por la paz y el bien, nos sitúa en el mundo desde una opción no violenta y nos permite reconocer el bien que hay en cada persona, por encima de las diferencias. Madre Francisca nos llama a comprometernos en el trabajo por la paz y el bien, pero no solos, sino junto a las demás personas, como comunidad educativa y por la construcción fraterna.

La animación pastoral EFI no sólo busca la paz exterior sino también la paz interior, queremos cuidar nuestra vida, queremos que sea la presencia de Dios en nosotros la fuente de paz interior. Cuidar la paz interior significa buscarla y dejarla actuar, dejar actuar a Dios dentro del corazón, dar espacio a la labor silenciosa del Espíritu en nuestras vidas, saborear la paz espiritual, el sosiego y la calma interior.

FEBRERO. SOLIDARIDAD

Una porción de solidaridad

La animación pastoral EFI hace que nuestra misión, nuestras tareas educativas y evangelizadoras sean manifestaciones de experiencias cristianas, como la manifestación de la experiencia de la caridad, la liberación y el servicio a los hermanos, la cercanía y la ayuda a los pobres, la inclusión, la atención a la diversidad, la solidaridad, la proyección social, la acción transformadora de la realidad y de la vida de las
personas.
La animación pastoral quiere desterrar la idea de que la solidaridad con los más desfavorecidos es una mera consecuencia de la fe; para nosotros, desde nuestro Carácter Propio, esta solidaridad es una parte integrante y fundamental de la misma fe que hace brotar lo mejor de nosotros mismos.

Madre Francisca nos invita a repartir el pastel, a tener una actitud solidaria y humanizadora, siempre en la búsqueda de una solidaridad explícita con los más pobres, con gratuidad, haciendo siempre el bien, vivenciando el amor de Dios misericordioso y expansivo, con fraternidad, con sencillez, con oración contemplativa de experiencia de Dios, con pasión por Dios y su Reino y la paz. Busquemos ese Amor misericordioso, amor de madre-padre, que sale al encuentro dando preferencia a los más necesitados y a los más desprotegidos.

MARZO. CUARESMA

Un puñado de gratuidad

La animación pastoral EFI quiere fortalecer y enriquecer las vidas de todas las personas que forman parte de nuestros colegios, para ello es necesario educadores que no se cansen nunca de ofrecer oportunidades educativas, criterios morales, estímulos, testimonio vital, cercanía y acompañamiento personal en el proceso. En este proceso de crecimiento iremos aprendiendo a vivir una espiritualidad y un amor que se recibe y brota de la gratuidad.

En el mundo del trabajo y los estudios la eficacia y la rentabilidad son leyes imperativas y necesarias. Pero este mundo necesita vitalmente de testigos de la gratuidad, para no volverse humanamente insípidos, para no convertirnos en un planeta de robots. La gratuidad representa todo cuanto nunca será medible, contable, pagable…; pero sin esta gratuidad las personas se vuelven sosas. La ternura de Dios, la música, la pintura, las flores, la poesía, los talentos, la amistad, la solidaridad..., no sirven para nada si se hace o se expresa ‘porque toca’; si no se hace desde el corazón. Echemos un puñado de gratuidad a nuestras vidas para incrementar nuestro sabor de felicidad, será el puñado más rentable y eficaz.

Madre Francisca nos recuerda que la gratuidad es nuestra gracia, no la enterremos y pongámosla al servicio del mundo. Recorreremos este camino de cuaresma hacia la pascua amando con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente, con toda la fuerza, con todo el entendimiento, con todas las energías, con todo el empeño, con todo el afecto, con todas las entrañas, con todos los deseos, al Señor Dios, que nos dio y nos da a todos nosotros con gratuidad plena todo el cuerpo, toda el alma y todo el sabor de la vida.

ABRIL. PASCUA - MADRE FRANCISCA

Varios vasos de amistad

La animación pastoral EFI promueve la amistad franciscana.
Queremos relacionarnos con cada persona y la creación entera, haciendo posible la relación fraterna que nos humaniza y dignifica, nos hace hermanos y amigos de lo creado desde nuestra individualidad
inalienable. En la fraternidad radica nuestra fuerza para hacer con profesores, alumnos y familias un trabajo y una organización cooperativa en la relación mutua de amistad, ayuda, complementariedad y respeto, desde los distintos roles y servicios. La amistad nos enriquece y crea grupo, nos invita a compartir, convierte a cada persona en importante. La amistad nos hace cooperativos, nos ayuda a
crecer y a esforzarnos.

Madre Francisca quería que todas fueran amigas y que actuaran como si formaran parte de un solo corazón, sabía que la amistad les hacía compartir los dones y talentos recibidos, la amistad les hacía salir de la soledad y del individualismo para hacer grupo. Para Madre Francisca la amistad enriquece la vida, nos hace únicos y nos ayuda a saborear la verdadera fraternidad.

MAYO. MARÍA

Una pizca de sencillez

La animación pastoral EFI hace presente la transparencia, la sencillez, la palabra directa, la actitud humilde como el fundamento de una educación que propicia la búsqueda y la amabilidad. La sencillez, como celebración de lo pequeño nos permite disfrutar de las pequeñas cosas.
Es la Virgen María la persona sencilla por excelencia, ella nos regala el valor del testimonio coherente de la palabra, del actuar y del ser, la Madre de Dios nos muestra la auténtica autoridad, que no impone, sino que sugiere, provoca, despierta y acoge.

La sencillez de María nos inspira a ser humildes y empáticos con los demás, acercarnos a ellos con respeto y reconocimiento. Desde esta sencillez es posible descubrir los talentos, potenciar lo que en verdad aporta sabor a nuestras vidas y a las de los demás. Tratémonos con sencillez y respeto.

JUNIO

Unos frutos de agradecimiento

La animación pastoral EFI quiere experimentar la gratitud como el ingrediente que hace enriquecer los platos de las personas y los grupos. La gratitud es la certeza de que somos lo que somos gracias a lo que los demás han ido haciendo en nosotros.
Ningún colegio puede funcionar sin este ingrediente. Llegados al final del curso, ser agradecidos nos hace fuertes en el sentido de pertenencia, la satisfacción y en el sentirse y saberse parte de un todo querido. Ser agradecidos implica y motiva a cada persona y cada grupo.

Madre Francisca nos anima a dar gracias a Dios por los dones recibidos a través de tantas personas. La gratitud se transforma en gratuidad al comprender que Dios es Amor sin medida, la gratuidad evangélica nos mueve y exige prontitud para dar. Madre Francisca amó con gratitud el proyecto de Dios, su proyecto, y lo hizo realidad. Fue una mujer revolucionaria, apasionada y generosa, luchó por sus creencias,
consiguió ser feliz y hacer feliz a mucha gente.

La animación pastoral EFI nos llama a estar agradecidos en el agradecimiento, a saborear una comunidad educativa en la que todos nos unimos para cocinar la receta para la Vida, el proyecto de persona que buscamos, fundamentado en el Evangelio y en la espiritualidad franciscana.

Seamos agradecidos y continuemos expansionando gratuitamente el amor recibido, de una forma sencilla, responsable y siempre haciendo el bien. Seamos personas agradecidas, en la sorpresa de cada día, en lo pequeño, en lo sencillo de cada cual. Lleguemos a saborear los frutos de la belleza y la bondad que Dios nos ha regalado y que nos permiten experimentar la vida con felicidad y alegría.

SEPTIEMBRE’22

Durante este curso fortaleceremos la acogida con los siguientes comportamientos:
  • Generaremos en los colegios momentos de encuentro, espacios para conocernos y descubrir los talentos de cada uno.
  • Entrenaremos la inteligencia emocional del0 profesorado, de familias y alumnado convencidos de que las habilidades emocionales son las que favorecen una vida de autorrealización.
  • Mostraremos hacia nosotros mismos, los alumnos y sus familias, gestos y vivencias
    positivas de cercanía y acogida.

OCTUBRE’22

Durante este curso fortaleceremos la justicia con los siguientes comportamientos:
  • Ayudaremos a tomar compromisos en beneficio de los demás y nos mantendremos fieles, aún en las dificultades, a los principios de vida basados en el evangelio.
  • Daremos oportunidad de aprendizaje a todas las personas, sea cual sea su condición y situación, mediante diversas metodologías e inteligencias.
  • No juzgaremos, no prejuzgaremos, no victimizaremos y no nos victimizaremos.

NOVIEMBRE’22

Durante este curso fortaleceremos la libertad con los siguientes comportamientos:
  • Potenciaremos en nuestros colegios una actitud de escucha con alumnos, familias, compañeros.
  • Actuaremos con respeto ante las opiniones diferentes en nuestra comunidad educativa, percibiendo el debate y el conflicto como algo positivo que nos enriquece y enriquece el proyecto.
  • Resaltaremos lo positivo y reconoceremos el trabajo bien hecho de los demás, de forma explícita e implícita.

DICIEMBRE’22

Durante este curso fortaleceremos la alegría con los siguientes comportamientos:
  • Sacaremos a la luz la chispa, el sentido del humor, la relatividad de las cosas, el compartir sencilla y serenamente el dolor y la alegría, lo que nos desborda y lo que nos unifica y da sabor a nuestras vidas.
  • Haremos de la experiencia de fe una fiesta, un banquete de vida y comunión.
  • Celebraremos y recompensaremos los logros colectivos.

ENERO’23

Durante este curso fortaleceremos la paz con los siguientes comportamientos:
  • Buscaremos momentos de paz interior a través de la oración, el silencio y la calma. Ayudaremos a ser personas de profunda paz interior para poder sembrar semillas
    de paz allá por donde vayamos.
  • Haremos la fiesta de paz de la comunidad educativa, todos participaremos de un manifiesto por la paz y la no violencia.

FEBRERO’23

Durante este curso fortaleceremos la solidaridad con los siguientes comportamientos:
  • Potenciaremos la solidaridad, mediante los proyectos de desarrollo que se llevan a cabo en la Congregación y en las ONGD de las HFI.
  • Nos preguntaremos y nos interesaremos por las vidas de las personas que hay detrás o delante de esa porción de solidaridad, tanto los voluntarios que trabajan en los proyectos de desarrollo como las personas beneficiadas de esos proyectos.

MARZO’23

Durante este curso fortaleceremos la gratitud con los siguientes comportamientos:
  • Trabajaremos para sentirnos parte de la misión de Dios en nuestros colegios. Nos concienciaremos de que lo más hermoso de esta vida es gratuito y que se nos ha regalado por una acción de gratuidad.
  • Tomaremos conciencia de qué acciones realizamos al cabo del día por pura
    gratuidad.

ABRIL’23

Durante este curso fortaleceremos la amistad con los siguientes comportamientos:
  • Apostaremos por el esfuerzo común de profesores, equipo directivo y alumnos para
    construir un entorno escolar de confianza mutua, compromiso y colaboración.
  • Organizaremos actividades y dinámicas de teambuilding que contribuyan a crear lazos de amistad, respeto y aceptación.
  • Enseñaremos a los alumnos el valor de la amistad. Desarrollaremos habilidades sociales para enseñar a los niños, de todas las edades, a
    hacer amigos y saberlos cuidar y conservar.

MAYO’23

Durante este curso fortaleceremos la sencillez con los siguientes comportamientos:
  • Educaremos con el ejemplo en los pequeños detalles de cada día: hábitos saludables,
    puntualidad, cumplimiento de normas y plazos.
  • Educaremos en nuestros valores EFI, con amabilidad y naturalidad, de tal modo que cada cual actúe desde la sencillez, la confianza y la creatividad en todos los ámbitos y roles.

JUNIO’23

Durante este curso fortaleceremos la gratitud con los siguientes comportamientos:
  • Manifestaremos expresamente gratitud y gozo por la tarea realizada, por el bien que hacemos, por el bien que deseamos hacer, por el bien que recibimos cada día.
  • Generaremos una cultura reflexiva, basada en evidencias, no en prejuicios.
  • Generaremos una cultura existencial, más allá de las emociones. Una cultura
    que nos lleve a entender, cada día un poco más, cómo educar la felicidad.

Receta para la vida con un toque Maestro

La espiritualidad no es un conjunto de cosas que tenemos que hacer, sino el modo cómo vivimos lo que tenemos que hacer, la forma de saborear intensamente la vida.
Un modo de vivir lo que toca hacer en cada circunstancia, con un Espíritu: el de Jesús.

Una determinada espiritualidad conlleva una determinada forma de actuar, es algo que afecta a toda la vida, por eso es importante educar en ella y desde ella.

Así, entendemos espiritualidad cristiana y HFI a una manera de relacionarse con Dios, una manera de percibir a Dios, un estilo franciscano de hablar de Dios.

Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
Enero

La TAU

Nuestra hoja de ruta

Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio

Noticias de Pastoral

efi separator